jueves, 25 de junio de 2009

CARTA



Querido mío:

no me condenes a escucharte decir de la muerte, no la llames, no la invoques, no haga que restauremos la historia de Julieto y Romea, esa pasión que fue tras la muerte por amor que dice, porque si es en el más allá la edificación por lo Residual, como rescatadora de lo que queda, así en palabras de Quevedo, <<…sólo lo fugitivo, permanece y dura…>> pero no, porque ya me conocés, yo que soy tan terca, revolucionaria, como el verdadero Jesús, no el que pintan santito, aunque si de santo, pero más de guerrero, más de desafiante, tenía ese amor que dicen que vino para Salvarnos, así es que me paro y grito frente a los estrabismos donde miran los otros, y te condeno, a que te quedes vivo y en mis pulsiones, a que ya no digas de esa derrota que hoy cantas con el laúd; quién es la muerte que te llama dulce, dulce, quién es esa perra que quiere morder sobre tu carne, si vos sos mío hasta el hueso, la más medula de nuestra historia secular y celular por donde nos navegamos todos los Cantos del río que mira hacia el Edén por el lugar donde amanece la OraSión , ay por esta plegaria que te elevo, y te pido, que si dejaras seducirte por ella, me harías decir lo que á en mi Intimatum y ya no quiero: Tuve un pensamiento:/Si mi amor me deja/ dejarme /con tres tiros en la boca/mi palabra.

Y no creo que quieras que me envenene con la cicuta de lo anónimo, sin ánimos de la reyerta para que nosotros pre-existamos en el libro de la Memoria ; que termine con el lenguaje que tantas veces nos ha dado vida, donde escribimos como ketubim, como los Jueces y por orden Profética nuestras sentencias, y en esa fracción que nos quiebra, por quebrado la nuestra es una obra de amor y por amor, por ese mismo amor desde donde Valéry nos dijo con claridad:”No sería posible amar lo que no es conocido perfectamente. El amor se dirige a lo que está oculto en su objeto. Lo amado es por definición en cierta manera, desconocido. Te amo, luego, no te sé. Luego, te construyo te hago; y tú me deshaces.>> Hemos llamado al Misterio, nos hemos orillado y hacia el centro con los vientos del arcano, me hiciste decir de prestidigitación, te aparecés al costado de mi cama cuando duermo y me despertás con el picor de tus labios en mi boca y yo te miro con mi ojo fantasma, arrastro hasta tu cintura las cadenas que te atan a mi carne ardiente y te convido con el movimiento donde la danza te hace despedazarte de las mil y una maneras, y aunque te duela, mi egoísmo puede más, porque quiero tenerte amarrado a todas mis insinuaciones, y ahí cuando ya nos sobran las palabras vos sabés, porque lo sabés desde el neointelectualismo, que sacudirnos jadeados nos hace un no precisadores del tiempo. Y me dirás que allá en lo Absoluto el tiempo se mide con micrones de nuestros besos desarraigados, y yo te diré que encarnada en tu diablura es que quiero saber del sabor de tu infierno.

Me he enojado con los que dicen que poesía es la expresión del alma y agregan que cómo los poetas vamos a engañar a la gente si no sabemos que es el alma, menos vamos a saber de su expresión.
Tan equivocados, ¡tan equivocados! El alma es ese temblor que me derriba cuando ajustás tu cuerpo a mi endiosura, cuando breve el milagro se me hace largo entre tus manos-la prisa- de la caricia que obscena me lleva al Paraíso de la alegría OhCulta. El alma es la no vergüenza, es el pacto de sangre que hemos cruzado cuando me desayuno y volviéndome a las raíces donde sé que debo buscarte, saboreo un pan con manteca y un filete de sardina, salmemuera sin vos ese bocado, el mar y el yodo repasando todos tus sabores, tarascón al labio donde muerdo tu nombre y ese sabor metálico que ahora me acompaña me hace suponer, indagarme si sabes a la naranja mecánica que kafkiana dio origen a nuestra metamorfosis.

Pececitos embrionarios danzando el glu glu de las ensoñaciones, frente al pasado y a la muerte no podrás conmigo y te envisto pelvis abajo y te hundo y te hundo para meterte y seas a parición Hijo del Prodigio.

No amor, ya no has de nombrarla, porque si con este intento reiterativo tuyo me empujaras a la prostitución, estoy dispuesta, voy a hacerlo, te lo prometo, besaré pura moneda a Caronte en sus ojos, me acostaré con él, venderé mi cuerpo a cambio de la persuasión que no te lleve hasta la Costa donde deberás seguir ese viaje que tan interminable se me hará sola con los remos pesados en el mar de la nostalgia, luego hasta alcanzarte, y ya puesta allí si debo acostarme con el Ángel de la muerte para seducirla, ganarle y que te perdone esta vida precaria pero que nos llena de gozo, este satisfecho cuerpo que vino a embriagarse de un nosotros Pretérito Perfecto para embarazarnos de la Fascinación de la Fantasía , lo haré, lo haré todo por vos.

Es mi garganta que se quiebra una vez más frente al conjuro. Anoche he llorado en la cuenta de las perlas de este rosario de Universo, le he pedido a Dios fuente todopoderoso y vencedor que me done la ambición de que permanezcas, en pie de guerra tu Palabra para que me des vida, para que me des la suerte ésta de las cuatro hojas del trébol diamantino en el eterno retorno.

Te hablo del aquí y el ahora, te hablo del siempre que se consume en el eterno siempre sempiterno, te hablo desde mi ensanchado abrazo que te espera caliente para guarecerte de todo otro mal y tentación.

Vos que sabes del dolor, del dolor de verdad, ese que te ha comido más que cualquier enfermedad de la mala palabra, ese dolor social, ese sufrimiento ante el hambre del prójimo, la degeneración, degradación , garrapiñería y abuso del pulpo del mal dirigido establishment; vos sigiloso, cauto, observador como el águila, vos astuto zorro, vos que me llegas cada noche desde el fondo de la noche para inaugurar mi vida en sueño que a tu lado es sólo sueño, vos no nos despertés a la orilla Anciana, que todavía hay vino de juventud en nuestra sangre, hay putasutra, paredones de fusilamiendo, coces, fulgor, empiritísmio en este ser del Ser; y sé porque no soy tonta aunque el amor me ha puesto cara de mujer y te miro y te miro babosa elocuente por el que sos y me espera, no el querer que alimenta del no tenerse, sea en tu abrazo la Vida el lugar, la red que nos contiene; ahora y siempre.

Desde el profundísimo Amor, estas palabras escritas con sangre y optimismo.

Amén selá, bendecidas sean, vida en Vida para tu Nombre.

Sensiblemente, Fanny

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal