miércoles, 12 de marzo de 2008

MUSA

Fui a depilarme.
Me tendí sobre la camilla,
cera caliente en las axilas
esto quiere decir:
tenía los brazos en alto,
cera en el pubis,
esto quiere decir:
tenía las piernas abiertas,
ojos cerrados.
Y de repente,
en ese justo momento
algo que me dice:

Me quemas
como una papa caliente
entre las manos.
No sé como tomarte.


Y…

¡Carajo!
tengo tan mala memoria,
no recuerdo como terminaba el poema,
tenía un lápiz y el cuaderno en la cartera,
pero en esa postura no podía hacer nada;
nada, nada, nada;
sólo recuerdo con el último tirón
y la voz de la depiladora que dice:
"listo señorita quedó como nueva"
que el poema había sido muy bueno.

La musa,
no tiene derecho a tratarme así,
a mí,
yo en mí que se lo entrego todo
y ella como todos,
hacen de mí lo que quieren:
¡me abandonan siempre en lo mejor!

Fanny G Jaretón




7 comentarios:

Anonymous Horacio Mario Aguilar ha dicho...

Es cierto Fany, las ideas parecen a veces, duendes que juegan con el infortunio fatal del repentismo!
Mario.

13 de marzo de 2008, 23:34  
Blogger IGNACIO ha dicho...

Los mejores momentos siempre están por llegar, /la imagen sugerente/.

Besos.

14 de marzo de 2008, 15:52  
Blogger More Baker ha dicho...

qué bueno esto!
Besos.

19 de marzo de 2008, 15:27  
Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Jejeje siempre las musas dejandonos a la deriva...
Un abrazo gus.

20 de marzo de 2008, 1:43  
Blogger Anabel ha dicho...

¡Castígala, Fanny, castígala! Depílale la larga cabellera al grito de ¡¿cómo te atreves a abandonarme, traidora?! ¡¿Así me agradeces todos mis desvelos y horas de dedicación a tus versos?!

Dale cera caliente, papa ardiente, que se le quemen las axilas y el pubis. Penitente con los brazos y las piernas extendidas, como Jesucristo, sufriendo por sus propios pecados y no por los tuyos que son los nuestros. Dale, dale, que grite la arpía.

Y luego, cuando te haya pedido perdón, la recojes en tu regazo con toallas de algodón tibias y le mesajeas con crema las zonas erógenas en carne viva, para que nunca se olvide de quien es Fanny Jaretón, la que domina a las musas.

Besos, mil y calientes,

Anabel, la Cuentista

25 de marzo de 2008, 19:13  
Anonymous julia del prado ha dicho...

Otra vez la ironìa en tus versos, abrazos, Julia

14 de abril de 2008, 22:47  
Blogger princesa_bacana ha dicho...

a veces irónica, otras irreverente, siempre sensual y siempre bella tu poesía, fanny.

besos!

Patricia Ortiz

18 de abril de 2008, 13:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal